NOMBRE:Bruno
FECHA DE NACIMIENTO: Sobre 2006-2007
SEXO: Macho
RAZA: Cruce de basset y cocker
TAMAÑO: Mediano (12 kilos)

Bruno estaba en un pueblo, hambriento y lleno de mugre. Se iba a las puertas de las casas a pedir comida y recibía más escobazos que comida.

Una compañera que pasaba allí sus vacaciones lo vio y no dudó en ayudarlo. Gracias a ella este abuelito jamás tendrá que volver a pedir comida ni a refugiarse del frío. Es muy tranquilo en casa y convive con perros y gatos sin problemas.

Sabemos que los perros jóvenes y los cachorros siempre llaman más la atención, pero no debéis olvidar a los adultos y a los abuelos. Estos perros ya vienen de vuelta de todo: son estables emocionalmente, han pasado la etapa terremoto (aunque no por eso dejan de ser cachorrones que cuando están lo suficientemente estimulados corren como si tuvieran seis años menos), son tranquilos y tienen la paciencia infinita que la experiencia les ha dado.
La mayoría de estos perros han tenido una vida miserable que sólo ellos conocen, pero con los cuidados necesarios y actividad física rápidamente se fortalecen física, emocional e inmunológicamente.

¿No crees que merece una oportunidad?