Los pobrecines que aparecieron en el contenedor aguantan y esperamos que salgan adelante, uno no lo ha conseguido, a ver si estos dos tienen suerte con los cuidados esmerados de nuestra compañera